Blogia
La tregua de ETA: mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas

Varios

Próxima conferencia en Zarauz (Guipúzcoa) organizado por Foro Ermua

Próxima conferencia en Zarauz (Guipúzcoa) organizado por Foro Ermua

Presentada por José María Muguruza y Rafael Olaizola.

“¿El camino para la convivencia: un final de ETA sin su derrota?”

Por Inma Castilla de Cortázar Larrea, Presidenta del Foro Ermua

Miércoles 19 de septiembre a las 19 horas

Hotel Zarauz, (Nafarroa Kalea, 26. 20800 ZARAUTZ, Gipuzkoa).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

CONCENTRACIÓN FRENTE AL MINISTERIO DEL INTERIOR

CONCENTRACIÓN FRENTE AL MINISTERIO DEL INTERIOR

Desde la plataforma Mujeres por la Justicia y la asociación Voces Contra el Terrorismo queremos animar a todos los ciudadanos a acompañarnos en un nuevo acto de protesta en contra de la política penitenciaria del Gobierno. La concentración tendrá lugar el próximo 8 de septiembre, a partir de las 13 horas, frente al Ministerio del Interior.

Madrid, 23 de agosto de 2012. El próximo 8 de septiembre, la víctimas del terrorismo volveremos a salir a la calle para protestar por las constantes cesiones que este Gobierno está haciendo a los terroristas. La concentración, que comenzará a las 13 horas, tendrá lugar frente al Ministerio del Interior para que el ejecutivo, y en especial Jorge Fernández Díaz, tenga claro que no vamos a ser cómplices de este nuevo proceso de impunidad.

El caso de Bolinaga no hace sino dar más alas a los terroristas, que, gracias al ejecutivo, se envalentonan cada día más. Prueba de ello es el último comunicado de los presos etarras, un auténtico desafío al Gobierno y una burla en toda regla al Estado de Derecho. En él, los miembros de la banda terrorista presumen abiertamente del nuevo camino que se abre y que no sólo supone la impunidad de los etarras encarcelados, sino también la recompensa de aquellos que están huidos y que, gracias al plan que el Ministerio del Interior está elaborando, podrían regresar a nuestro país como auténticos héroes. Se trata, por tanto, de un comunicado que, lamentablemente, vuelve a dejar en evidencia la debilidad del Gobierno frente a ETA.

Por todo ello, animamos a todos los ciudadanos a salir a la calle el próximo 8 de septiembre para reclamar, una vez más, lo único que hemos reclamado siempre: MEMORIA, DIGNIDIDAD Y JUSTICIA.

La rebelión cívica seguirá presente mientras continúe el proceso con los terrosristas.

Conferencia en San Sebastián: “ETA: el desmantelamiento de la democracia”

Conferencia en San Sebastián: “ETA: el desmantelamiento de la democracia”

Presentada por Excma. Sra Dña María San Gil

Ponente: Inma Castilla de Cortázar Larrea, Presidenta del Foro Ermua

Organizan: Fundación Villacisneros y Foro Ermua

Jueves, 21 de junio de 2012, a las 20 horas

Hotel Amara Plaza. C/ Pio XII, nº 7. 20010 San Sebastián

Irán advierte: enésimo avatar de Al Qaeda

Irán advierte: enésimo avatar de Al Qaeda

Siria, Líbano y Mali en su punto de mira

Singular aviso, en apariencia. El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, Hassan Firouzabadi, advirtió a Europa, el pasado lunes 11 de junio, del resurgimiento de Al Qaeda en el sureste mediterráneo. Se refería, evidentemente, a los grupos armados salafistas adheridos a Al Qaeda que vienen actuando en Líbano y en el contexto de la guerra civil siria.

Sorprende, al menos inicialmente, que sea una autoridad militar de la mayor teocracia musulmana del mundo la que realice tal advertencia; no en vano, tales actores –Irán y Al Qaeda- forman parte de la compleja, aunque nada uniforme, realidad del islamismo radical.

En el universo musulmán las cosas no siempre son como parecen serlo.

Hay que partir de una premisa. El Irán actual es el pilar más fuerte del eje político y militar que integra, hasta las últimas consecuencias, con otros dos actores del próximo Oriente: la Siria baasista y el grupo terrorista/milicia/partido/estado del libanés Hizbulá.

La alianza con su aliado libanés es inquebrantable: ambos son chiíes y el propio Irán está en los orígenes organizativos de Hizbulá, allá, hacia 1982.

Sorprende, por el contrario, la alianza del teocrático Irán con el laico, nacionalista, socialista y panárabe Baas sirio. Ello se originó, históricamente, en su común enemistad a muerte con el Irak de Saddam Hussein y, sobre todo, Israel.

En este contexto, la advertencia iraní desvela su verdadera razón: el temor a que una caída del régimen baasista transforme a Siria en un nuevo Afganistán ingobernable; enésima base del terrorismo de Al Qaeda y sus aliados.

La compleja, dividida, desconocida y en constante mutación oposición siria, está desvelando poco a poco la consistencia de sus grupos armados salafistas o adheridos a la red Al Qaeda.

Ya se detectaron años atrás, especialmente en la zona de Trípoli, grupos de esa inspiración entre los sunitas libaneses. También entre los refugiados palestinos. De hecho el grupo palestino Fatah Al-Islam mantuvo en 2007 incidentes armados de extrema dureza con el Ejército regular libanés en un conflicto, de varios meses de duración, que ocasionó cientos de muertos.

 Y en la reciente crisis armada sufrida, a primeros de junio, en esa ciudad del norte de Líbano, que ocasionó nuevos choques entre sunitas partidarios de la oposición siria, y alawitas (de la misma secta a la que pertenece la familia gobernante en Siria Al Assad), emergió un grupo islamista próximo ideológicamente a Al Qaeda, Al-Jamaa Al-Islamiya, integrado en parte por combatientes procedentes de diversas nacionalidades árabes.

El régimen iraní no tiene ninguna simpatía por la decadente e impía Europa. Pero comparte un mismo enemigo: el islamismo radical sunita y su punta de lanza Al Qaeda. Irán, en la actual coyuntura, tiene mucho que perder: ante todo, a su principal aliado en la zona, Siria; de modo que, de caer el régimen baasista, su aliado libanés Hizbulá quedaría aislado, incluso geográficamente.

Más allá de las interesadas advertencias iraníes, Europa debe cuidarse mucho de los movimientos de Al Qaeda en diversos escenarios mundiales. Ya hemos sufrido sus zarpazos.

El mundo musulmán sufre unas convulsiones imprevisibles, pero, en cualquier caso, de un resultado muy alejado de la estúpida e infantil creencia en su evolución hacia fórmulas democráticas al estilo occidental. Es evidente que hemos pasado de una “primavera árabe” a un “invierno islamista”.

Son varios los actores internacionales que vienen jugando sus bazas en la cada vez más extensa área musulmana: la ya mencionada Irán, potencia chií no árabe; Turquía, en su intento de exportación de una imagen moderada, junto a su voluntad de expansión política y cultural entre los países limítrofes de etnia turca; las integristas Arabia Saudita y Qatar, que vienen apoyando a los Hermanos Musulmanes y a otros grupos salafistas de realidad transnacional.

Mientras tanto, Europa mira hacia sí misma. Economía y, únicamente, economía.

Por otra parte, en Mali, la mitad de su extenso territorio –un naciente Azawad- se ha escindido en una extraña y explosiva conjunción de los libérrimos tuaregs del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) y los integristas de varios grupos allí operativos: Ansar Dine (Defensores de la Fe, también tuaregs), Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y su escisión el Movimiento por la Unicidad y la Yihad en el África Occidental (MUJAO). Destaquemos que entre los miembros de los dos últimos grupos, según denuncian diversos observadores y expertos en la zona, confluyen extremistas de procedentes de todo el mundo musulmán. Pudiera ser: un nuevo Afganistán, pero en África.

Pero no todo son malas noticias.

En Somalia, el grupo local adherido a Al Qaeda, Al Shabab, se encuentra asediado en su último reducto: la ciudad de Kismayo. Así, el primer ministro somalí, Abdiweli Mohammed Ali, ha informado que las tropas de su gobierno, junto a las fuerzas de paz de la Unión Africana, han marcado el 20 de agosto como fecha tope para eliminar a ese grupo terrorista.

Siendo una misión difícil, bien haría Europa en apoyar militarmente al gobierno somalí en esta beneficiosa e imprescindible misión.

Paradojas de este tiempo convulso. Irán, alejado e inquietante enemigo de Europa antaño, acaso mañana, imprescindible aliado.

 

Fernando José Vaquero Oroquieta

http://www.diarioya.es/content/irán-advierte-enésimo-avatar-de-al-qaeda

 

Ángeles Pedraza, reelegida presidenta de la AVT

Ángeles Pedraza, reelegida presidenta de la AVT

Ángeles Pedraza ha sido reelegida presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) para los próximos dos años tras la retirada de la otra candidatura que optaba a este cargo, encabezada por Paulina Cerezal.

Entre los objetivos de su candidatura se incluye la derrota "total y definitiva" de ETA y "que los políticos no ganen esta batalla y que todo acabe en tablas y se olvide lo que ha pasado durante 50 años", además de seguir atendiendo psicológica y socialmente a las víctimas.

"Seguiré dejándome la piel por las víctimas del terrorismo y por esta asociación", ha asegurado al término de la asamblea.

Pedraza está acompañada en su lista por José Marco, sargento del Ejército herido por ETA; Pascual Grasa, guardia civil herido en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza; Narcisa López, madre de una víctima de la banda; y Carmen Teba, viuda de un fallecido el 11-M.

Tras la aprobación del ejercicio 2011-2012 con el apoyo de los 85,7% de los votantes la candidatura de Cerezal ha presentado su renuncia. Un total de 318 asociados se han personado en la asamblea y se contaba con un total de 862 votos delegados, con lo que se hacía un total de 1180 votos válidos. La candidatura liderada por Pedraza ha recibido un apoyo de 1.114 votos (el 94,4% del total).

Además, tras la aprobación de las cuentas, se ha procedido a la votación del plan de acción 2012-2013, aprobado con un 89,4% de los votos, y la memoria de gestión de la junta directiva saliente, apoyado por el 89,3%.

Pedraza, cuya hija falleció en los atentados del 11-M en Madrid, llegó al frente de la AVT en 2010 después de haber ocupado el cargo de vicepresidenta con Juan Antonio García Casquero como 'número uno'. Fue la primera presidenta de la asociación que no era víctima de ETA.

La presidenta de AVT ha revalidado de esta manera su cargo al frente del principal colectivo de víctimas y se ha impuesto a la candidatura de Cerezal, viuda del ex guardia civil y trabajador de Iberdrola Francisco Díaz de Cerio asesinado por ETA en 1991 en Bilbao, y que contaba con una lista que incluía a la viuda de Fernando Múgica o María Jesús González, madre de Irene Villa.

CRÍTICAS ENTRE LAS CANDIDATURAS

Las elecciones han llegado en un ambiente crispado después de que la candidatura alternativa de Cerezal acusara al equipo de Pedraza de "opacidad", falta de transparencia en las cuentas y falta de firmeza en política antiterrorista; además de señalar directamente a algunos socios de la asociación y acusarles de estar inmersos en procesos judiciales o haber facturado a cargo de la AVT trabajos de asesoramiento.

Ante estas acusaciones, varios socios del colectivo ya han iniciado acciones legales y Pedraza incluso acusó a sus detractores en declaraciones a Europa Press de intentar "hacer daño" a la AVT con tal de hacerse con el poder de la asociación. Además, cuestionó su interés en el colectivo cuando ocho de los nueve miembros de la lista alternativa no han participado en las asambleas de los últimos años.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-angeles-pedraza-reelegida-presidenta-avt-20120526145032.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Entrevista a Fernando Savater Escritor. «La hoja de ruta que hay que seguir es la Constitución y las leyes»

Entrevista a Fernando Savater Escritor. «La hoja de ruta que hay que seguir es la Constitución y las leyes»

Ganador del Premio Primavera de Novela con ‘Los invitados de la princesa’ reclama que más que hablar de quienes no se manifiestan contra el terrorismo se recuerde «a los que se han pronunciado»

Fernando Savater ha querido zambullirse en la literatura y el resultado es Los invitados de la princesa, una obra que le ha valido el Premio Primavera de Novela y que estuvo ayer presentando en Bilbao. En él entrelaza relatos de distintos géneros sin olvidar el terrorismo que ha marcado Euskadi y que también está presente en la imaginaria isla de Santa Clara.

Pregunta.– ¿Es Euskadi una isla como la de Santa Clara?

Respuesta.– En cierta medida la influencia de ETA y del terror en una época determinada actuó como un aislante. El resto de España crecía en democracia, en derechos... y aquí seguíamos secuestrados. En la novela he jugado con que los terroristas de la isla se llamaran igual que el volcán porque, lo mismo que el volcán secuestra a la gente porque no les deja tomar el avión, los terroristas no les dejan tomar decisiones políticas.

P.– En Santa Clara se relativiza al grupo terrorista como algo «folclórico». ¿Se está incurriendo en el mismo error en el País Vasco tras el último comunicado de ETA?

R.– Escribí la novela hace tiempo y ETA seguía en actividad y no había mandado el comunicado. Pero hay un mensaje contradictorio. Te dicen que la violencia se ha acabado pero por otro lado te dicen que para que se acabe definitivamente hay que hacer no sé qué con los presos. Esa contradicción entre el «no tengáis miedo» y el «cuidado que todavía...» me parece extraño.

P.– ¿Le parece que es posible una escisión de la banda?

R.– Podría ser, pero entonces que no nos digan que ha terminado definitivamente. Eso es trampa. Aparte de que siempre se ha invocado el paralelismo con Irlanda y el IRA, pero se olvida que el IRA estaba luchando contra otro grupo terrorista contrario. Había que negociar con el IRA porque ellos estaban negociando con otro grupo terrorista que los estaba matando a ellos. Pero da la casualidad de que aquí no ha pasado eso.

P.– ¿Qué le parece la hoja de ruta que presentó el lehendakari?

R.– No sé por qué hay que tener una hoja de ruta. La hoja de ruta es la Constitución, son las leyes. Los que quieren entrar dentro del país que hemos defendido contra ellos son ellos. Nosotros no tenemos que cambiar nada. Eso es consecuencia de que no hay un discurso claro constitucionalista. Ortega decía que España era el problema y Europa la solución. Pues yo digo: Euskadi es el problema y la España plural y democrática es la solución. Eso es lo que no oigo decir a los políticos que deberían decirlo.

P.– UPyD votó en contra de la ponencia de paz en el Parlamento Vasco ¿Cuándo, cómo y de qué habría que hablar con la antigua Batasuna?

R.– La gente que ha renunciado explícitamente a la violencia ya está en los ayuntamientos y mañana, si hacen una declaración suficiente a juicio del Constitucional, estarán en las instituciones y habrá que hablar con ellos como se habla con los demás. Ellos tienen que entrar en el conjunto de los partidos totalmente normales, siempre que renuncien a la anormalidad que les caracteriza, que es la de haber apoyado a la violencia.

P.– ¿Amaiur ha cumplido con esa obligación?

R.– De momento no. Yo al menos no se lo he oído. Ellos hablan del final de la violencia, pero no del final de los violentos o de que los violentos tienen que estar en la cárcel y cumplir sus penas. Y por supuesto, la ‘doctrina Parot’ es puro sentido común: no es lo mismo haber matado a una persona que haber matado a catorce.

P.– ¿En Euskadi han callado mucho tiempo «las voces de los que piensan», como en Santa Clara?

R.– Hombre, es que eso comporta ciertas incomodidades. Por ejemplo, hoy (por ayer) se inaugura el festival de las letras de Bilbao, que lleva bastantes años, y jamás se le ha ocurrido a nadie invitarme.

P.– ¿Qué ha supuesto el silencio de una parte de la cultura vasca?

R.– No ha habido un discurso claro de apoyo a las instituciones democráticas. La gente ha condenado la violencia por un movimiento moral o humanitarista, pero en cuanto el rechazo a la violencia se argumentaba políticamente, todo el mundo retrocedía. Hay que pensar también que la gente que no dimitió se ha tenido que ir: periodistas, gente de la radio, intelectuales... Si has mantenido no sólo un reproche moral, sino un discurso político, inmediatamente te encuentras marginado. Por eso no sólo hay que hablar de los que no se pronunciaron, sino de lo que les ha pasado a los que sí nos hemos pronunciado.

BEATRIZ RUCABADO

El Mundo, 17/04/12

ador del Premio Primavera de Novela con ‘Los invitados de la princesa’ reclama que más que hablar de quienes no se manifiestan contra el terrorismo se recuerde «a los que se han pronunciado»

Fernando Savater ha querido zambullirse en la literatura y el resultado es Los invitados de la princesa, una obra que le ha valido el Premio Primavera de Novela y que estuvo ayer presentando en Bilbao. En él entrelaza relatos de distintos géneros sin olvidar el terrorismo que ha marcado Euskadi y que también está presente en la imaginaria isla de Santa Clara.

Pregunta.– ¿Es Euskadi una isla como la de Santa Clara?

Respuesta.– En cierta medida la influencia de ETA y del terror en una época determinada actuó como un aislante. El resto de España crecía en democracia, en derechos... y aquí seguíamos secuestrados. En la novela he jugado con que los terroristas de la isla se llamaran igual que el volcán porque, lo mismo que el volcán secuestra a la gente porque no les deja tomar el avión, los terroristas no les dejan tomar decisiones políticas.

P.– En Santa Clara se relativiza al grupo terrorista como algo «folclórico». ¿Se está incurriendo en el mismo error en el País Vasco tras el último comunicado de ETA?

R.– Escribí la novela hace tiempo y ETA seguía en actividad y no había mandado el comunicado. Pero hay un mensaje contradictorio. Te dicen que la violencia se ha acabado pero por otro lado te dicen que para que se acabe definitivamente hay que hacer no sé qué con los presos. Esa contradicción entre el «no tengáis miedo» y el «cuidado que todavía...» me parece extraño.

P.– ¿Le parece que es posible una escisión de la banda?

R.– Podría ser, pero entonces que no nos digan que ha terminado definitivamente. Eso es trampa. Aparte de que siempre se ha invocado el paralelismo con Irlanda y el IRA, pero se olvida que el IRA estaba luchando contra otro grupo terrorista contrario. Había que negociar con el IRA porque ellos estaban negociando con otro grupo terrorista que los estaba matando a ellos. Pero da la casualidad de que aquí no ha pasado eso.

P.– ¿Qué le parece la hoja de ruta que presentó el lehendakari?

R.– No sé por qué hay que tener una hoja de ruta. La hoja de ruta es la Constitución, son las leyes. Los que quieren entrar dentro del país que hemos defendido contra ellos son ellos. Nosotros no tenemos que cambiar nada. Eso es consecuencia de que no hay un discurso claro constitucionalista. Ortega decía que España era el problema y Europa la solución. Pues yo digo: Euskadi es el problema y la España plural y democrática es la solución. Eso es lo que no oigo decir a los políticos que deberían decirlo.

P.– UPyD votó en contra de la ponencia de paz en el Parlamento Vasco ¿Cuándo, cómo y de qué habría que hablar con la antigua Batasuna?

R.– La gente que ha renunciado explícitamente a la violencia ya está en los ayuntamientos y mañana, si hacen una declaración suficiente a juicio del Constitucional, estarán en las instituciones y habrá que hablar con ellos como se habla con los demás. Ellos tienen que entrar en el conjunto de los partidos totalmente normales, siempre que renuncien a la anormalidad que les caracteriza, que es la de haber apoyado a la violencia.

P.– ¿Amaiur ha cumplido con esa obligación?

R.– De momento no. Yo al menos no se lo he oído. Ellos hablan del final de la violencia, pero no del final de los violentos o de que los violentos tienen que estar en la cárcel y cumplir sus penas. Y por supuesto, la ‘doctrina Parot’ es puro sentido común: no es lo mismo haber matado a una persona que haber matado a catorce.

P.– ¿En Euskadi han callado mucho tiempo «las voces de los que piensan», como en Santa Clara?

R.– Hombre, es que eso comporta ciertas incomodidades. Por ejemplo, hoy (por ayer) se inaugura el festival de las letras de Bilbao, que lleva bastantes años, y jamás se le ha ocurrido a nadie invitarme.

P.– ¿Qué ha supuesto el silencio de una parte de la cultura vasca?

R.– No ha habido un discurso claro de apoyo a las instituciones democráticas. La gente ha condenado la violencia por un movimiento moral o humanitarista, pero en cuanto el rechazo a la violencia se argumentaba políticamente, todo el mundo retrocedía. Hay que pensar también que la gente que no dimitió se ha tenido que ir: periodistas, gente de la radio, intelectuales... Si has mantenido no sólo un reproche moral, sino un discurso político, inmediatamente te encuentras marginado. Por eso no sólo hay que hablar de los que no se pronunciaron, sino de lo que les ha pasado a los que sí nos hemos pronunciado.

BEATRIZ RUCABADO

El Mundo, 17/04/12

El arrepentimiento «no es valor exclusivo de la Iglesia», dice Munilla a Batasuna

El arrepentimiento «no es valor exclusivo de la Iglesia», dice Munilla a Batasuna

El obispo anuncia que la Marcha a Arantzazu del próximo sábado será un «eco» de la homilía de los prelados vascos por el fin del terrorismo

 

La Marcha de Arantzazu volverá el sábado a sus raíces y, como hace quince años, su mensaje principal girará en torno a la paz. Los feligreses subirán desde Oñati a Arantzazu tras una pancarta con el lema 'Busca la paz y corre tras ella' en castellano y 'Zorionekoak bakegileak' en euskera, el mismo mensaje de la homilía por el final del terrorismo que los tres prelados vascos pronunciaron el 25 de febrero en el inicio de la cuaresma. El acto fue presentado ayer por el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, como un «eco» de aquella oración por la paz que permita caminar hacia la reconciliación, «que consiste en pasar del tú pecador al yo pecador, comenzar por la propia autocrítica y arrepentimiento y la propia revisión de la vida».

Munilla aseguró que le resulta «triste» escuchar a quienes opinan que el arrepentimiento es «un concepto religioso» que no pueda ser abordado en el debate social. «Es triste escuchar que el arrepentimiento y el perdón son algo religioso; ¿y el amor también lo es? ¿Los que no sean religiosos no pueden amar, no pueden tener compasión, ni gratitud?», se preguntó el prelado en respuesta a la izquierda abertzale, que considera que «el perdón es un concepto que corresponde al terreno de la religión».

Frente a este argumento, el obispo reflexionó sobre lo que se entiende por una sociedad laica -si es «una sociedad sin valores humanos» le pareció «muy triste»- y recalcó que el arrepentimiento es «valor de dignidad humana, un mínimo para la dignidad del hombre, y no es exclusivo para los que tengan una fe religiosa».

El prelado se refirió a la homilía por la paz de las tres diócesis como una celebración que tuvo «mucho más efecto» del que se le pueda suponer, cambios «que tienen lugar en el corazón de muchas personas, pero no son evaluables política y sociológicamente».

Munilla puso como ejemplo el caso de una viuda de una víctima del terrorismo que le dijo «emocionada» que había vivido odiando muchos años, «pero que en esa celebración había recibido la gracia de poder rezar por el que mató a su marido, y que se había sentido liberada. Y que le había pedido a Dios lo mejor para ese hombre, que es la conversión y que su corazón cambie». El prelado también relató que había recibido la visita de unos padres cuyo hijo está preso por haber cometido actos de terrorismo y que acudieron allí para pedir que su hijo complete los pasos que ha ido dando en el camino de la reinserción. «Hemos rezado por aquellos a los que nuestro hijo pudo hacer daño», me dijeron.

Sin lecturas políticas

El obispo señaló que la Iglesia «se dedica a esto» y destacó que estas situaciones «se escapan de las consideraciones políticas», por lo que «se equivocan quienes quisieran extrapolar el mensaje de la Iglesia a una lectura política». En este sentido, recordó las palabras del Papa en su reciente viaje a México para insistir en que «la Iglesia no es un partido político, sino una realidad moral y espiritual». Por eso, el prelado cree que es importante «acertar con el diagnóstico» de cuáles son las raíces «de nuestros problemas, en concreto de la violencia».

A su juicio, la «raíz de todos los males viene del olvido de Dios», por lo que la violencia terrorista «no ha sido sino consecuencia de una idolatría política que ha quitado a Dios del centro de nuestros corazones, sustituyéndolo por una suerte de ateísmo marxista en la que el ser humano ha terminado por ser una mera moneda de cambio».

ANE URDANGARIN | SAN SEBASTIÁN.

http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20120327/politica/arrepentimiento-valor-exclusivo-iglesia-20120327.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Comunicado de COVITE ante las declaraciones realizadas por el Lehendakari Patxi López y el comisionado Jesús Loza

Comunicado de COVITE ante las declaraciones realizadas por el Lehendakari Patxi López y el comisionado Jesús Loza

Desde COVITE percibimos cierto recelo y preocupación por parte del Lehendakari como del nuevo comisionado Sr. Jesús Loza, en sus recientes manifestaciones cuando declaran que las víctimas "no deben erigirse como censoras de ciertas políticas" y que "el papel de las víctimas no es el de dirigir la política antiterrorista".

Nosotros, víctimas y familiares de víctimas del terrorismo seguiremos denunciando públicamente todas aquellas políticas y decisiones que como víctimas nos afectan, conocemos perfectamente algo tan elemental como que las "decisiones las tienen que tomar los legítimos representantes" entre otras cosas porque como ciudadanos nosotros también elegimos a nuestros representantes, somos víctimas pero no ignorantes. No es nuestro cometido erigirnos como censores de ciertas políticas, pero que no le quepa duda al Lehendakari López que censuraremos y haremos público nuestro rechazo a todas aquellas políticas que supongan una deslealtad a la memoria de nuestros familiares y que jamás no vamos a callar ante las injusticias que se están cometiendo y se pretendan cometer.

Esa preocupación que manifiestan el Lehendakari como su comisionado por lo que las víctimas debamos o no hacer o decir, no es más que una muestra muy representativa de las oscuras intenciones de ambos en materia antiterrorista, esos esfuerzos por silenciar a las víctimas deberían ir dirigidos a quienes durante muchísimos años han apoyado y siguen apoyando a los asesinos y a quienes todavía hoy sin condenar los atentados terroristas, si que están ejerciendo la política como representantes de unas instituciones a las que jamás deberían de haber accedido.

ETA no habrá sido derrotada si sus objetivos políticos son materializados mediante Bildu y Amaiur. Somos conscientes de que vivimos en un tiempo en el que las víctimas vamos a ser realmente incómodas y molestas, pero como principales afectados, nos corresponde ejercer la representación de todo lo que también ha sufrido una parte de la sociedad durante todos estos años de miedo y terror, por eso, aunque nos hayamos visto obligados a abandonar el país vasco para poder seguir viviendo o nos hayan asesinado a algún familiar, no estamos dispuestos a guardar silencio viendo como los que asesinaron a nuestros familiares  o nos amputaron un miembro, son puestos en libertad y acceden a las instituciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres