Blogia
La tregua de ETA: mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas

Matanzas de cristianos en Kenia (GEES)

Matanzas de cristianos en Kenia (GEES)

El terrorismo yihadista salafista en África sigue irradiándose sin parar, y desde su tradicional ubicación en la cornisa norte y en Somalia se extiende por el Sahel, por el norte de Nigeria y, más recientemente, por el paraíso turístico y escenario de cierta estabilidad que ha venido siendo hasta ahora Kenia.

 

Diecisiete personas han sido asesinadas y decenas gravemente heridas el 1 de julio, en un ataque contra dos iglesias católicas en el este del país, siguiendo en buena medida el mismo modus operandi que habitualmente utiliza Boko Haram en Nigeria. Los atentados han sido rápidamente adjudicados a los somalíes de Al Shabab, la ágil franquicia de Al Qaida que no sólo no acaba de ser derrotada sino que, de hecho, muestra cada vez una mayor vitalidad. Los ataques de Al Shabab en suelo somalí han arreciado desde que, en octubre pasado, fuerzas expedicionarias keniatas penetraran en Somalia para poner punto final a las constantes provocaciones de los yihadistas salafistas. Recordemos que entre dichas provocaciones sigue estando el secuestro, aún no resuelto, de dos ciudadanas españolas, capturadas en Kenia y trasladadas al santuario somalí de Al Shabab el pasado octubre.

 

El doble ataque del 1 de julio se realizaba atacando dos iglesias en la localidad de Garissa, repletas de fieles que seguían la misa dominical. Situada a 140 kilómetros de la frontera con Somalia, Garissa ha sido escenario de ataques anteriores, de los que desgraciadamente poco se ha hablado en los medios internacionales. Esta matanza debería pues de servir de llamada de atención, añadiéndose al activismo de los yihadistas salafistas en el norte de Malí, en el sur de Argelia (el 29 de junio un gendarme argelino era asesinado y otros tres heridos por una explosión en Ouargla, en un atentado reivindicado por el Movimiento para la Unicidad y el Yihad en África Occidental, MUJAO, que mantiene también secuestrados a dos españoles desde octubre), o en el norte de Nigeria. Ello demuestra que África se consolida como escenario prioritario del terrorismo yihadista salafista, nefasta noticia para los africanos y para sus vecinos, en particular los inmediatos, que somos nosotros.

 

La creciente centralidad terrorista en Kenia la pone de manifiesto el secuestro de cuatro cooperantes y el asesinato de su conductor, el 29 de junio en el campo de refugiados de Dadaab, que alberga a medio millón de refugiados somalíes y es donde fueron secuestradas nuestras dos compatriotas; el ataque con granadas contra un bar, en Mombasa el 24 de junio, que mató a tres personas; el ataque contra otro bar, también en Mombasa, en mayo, que provocó un muerto, o el más sangriento, producido contra idéntico objetivo el 1 de enero, que mató entonces a cinco personas. En cuanto a los ataques contra iglesias ya había antecedentes de ellos en noviembre pasado: el 24 de noviembre dos ataques con granadas mataron a tres personas y el 5 de noviembre un ataque siguiendo el mismo modus operandi mataba a dos fieles. La historia pues se repite.

http://www.gees.org/articulos/matanzas_de_cristianos_en_kenia_9365

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres