Blogia
La tregua de ETA: mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas

Desde El Salvador: EL FMLN Y EL MNP EN LA COYUNTURA ACTUAL (Por Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra*)

Desde El Salvador: EL FMLN Y EL MNP EN LA COYUNTURA ACTUAL (Por Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra*)

En días recientes, se ha sabido de la fundación del MOVIMIENTO NUEVO PAÍS, y al cual, algunos lo han calificado como un partido a la izquierda del FMLN. Sin embargo, la fundación de este partido, es consecuencia de la transformación del FMLN guerrillero, en el FMLN partido; la simiente de este nuevo partido, se sembró, a partir de los Acuerdos de Paz de Chapultepec en 1992, pero, hasta hoy ha brotado, debido a la coyuntura actual, del FMLN frente a la oposición.

 

Los Acuerdos de Paz de Chapultepec, fueron, en esencia, únicamente el medio para suspender la lucha armada y, que el pueblo salvadoreño, decidiera su forma de Gobierno, por vía del voto, no sólo el de las autoridades, sino también el modelo político y económico, en el cual  viviría.

 

Esta forma de lucha política nueva, definió el modelo político, pero no, el económico. Dejó a las fuerzas políticas, definirlo, según fuese la correlación de fuerzas legislativas y sociales. Sin embargo, fue causa de la primera gran división, dentro del FMLN; división entre quienes adoptan el sistema como vía de acceso al poder, y, los que se apartan del proceso político, siendo sólo meros espectadores, mientras se aclara,  si esta nueva estrategia funciona y, se llega al poder. Dentro del FMLN, significó la supremacía del Partido Comunista, por sobre las demás tendencias políticas.

 

Por otra parte, significó el cambio de estrategia significó, que hubiese dos tendencias: la una,  intra sistema, o sea, someterse a las reglas democráticas, sin abandonar los fundamentos ideológicos, pero sí la praxis política. La otra, es extra sistema, la cual existe de forma latente y clandestina. Es prueba de su existencia,  las acciones de Belloso y de células terroristas, que de vez en cuando, aparecen accidentalmente.  

 

Para comprender a cabalidad esta transformación del FMLN, recurro a la Proclama a la Nación, intitulada “REVOLUCIÓN DEMOCRATICA”, fechada el 24 de diciembre de 1990 y, firmada por la Comandancia del FMLN, la cual estaba integrada por los Comandantes Salvador Sánchez Cerén, Francisco Jovel, Eduardo Sancho, Schafik Jorge Handal y Joaquín Villalobos. La proclama fue  incluida posteriormente, en la obra intitulada IDEAS NUEVAS PARA TIEMPOS NUEVOS, de Marta Harnecker (Editado en 1991), y la cual proclama, en su parte final, dice así:

 

“Las fuerzas del pueblo que luchan por la Revolución democrática, representan la luz del futuro patrio, la verdad de la historia, la razón de la justicia y la vida y la paz para todo el pueblo.

Todo el poder de nuestras armas, del espíritu heroico de nuestros aguerridos combatientes, forjado en décadas de lucha y sacrificio y nuestra inquebrantable voluntad de victoria, están al servicio de estas ideas.

No renunciaremos jamás a estos propósitos. Por esto luchamos cuando estamos en la mesa de negociación y esto mismo defendemos cuando combatimos con las armas en la mano. Esta es la más noble causa de nuestra historia, por ella vale la pena hacer la paz, por ella vale la pena morir peleando.”

 

Esta proclama, presenta un cambio en su estrategia de lucha por el poder, pero no, en sus objetivos. Sin embargo, a casi veintidós años después y, de haber transcurrido veinte, de quehacer democrático, no ha logrado el FMLN sus objetivos políticos pero sí, los personales y, luego de asistir Harnecker al primer congreso del FMLN, como partido político y, ser invitada especial de las FPL, no dejó en ese momento, de criticar al FMLN en cuanto a imponer sus decisiones internamente, como una “aplanadora”; además, de instar a los jóvenes, a buscar su propio camino dentro de las enseñanzas de Marx y Lenin.

 

Posteriormente, Harnecker, se vuelve muy crítica con el FMLN, advirtiéndole dos males: el primero, el rompimiento o alejamiento de las bases populares y, segundo, su desviacionismo o el conveniente acomodamiento, a la nueva situación de ser intra sistema. Esta última observación, también se la mereció Hugo Chávez, pues los altos jerarcas,  viven muy bien y, se olvidan de los principios revolucionarios. Comentarios estos, que   le valieron perder el favor de Chávez, hasta que ella tuvo que reconocer, en su círculo íntimo, que ya no era “amiga” de Chávez.

 

En todos sus escritos, Marta Harnecker,  ha sido muy critica con los desviacionismos y, si leemos su artículo intitulado “Cómo cambiar la correlación actual de fuerzas en América Latina”, publicado en Rebelión.org, el 19 de noviembre de 2009, dice al explicar la necesidad de formar un nuevo movimiento de lucha latinoamericana, utilizando el momento de debilidad del capitalismo por la crisis mundial existente:

 

“Pero una plataforma amplia de este tipo requiere de una nueva cultura de izquierda: una cultura pluralista y tolerante, que ponga por encima lo que une y deje en segundo plano lo que divide; que promueva la unidad en torno a valores como: la solidaridad, el humanismo, el respeto a las diferencias, la defensa de la naturaleza, rechazando el afán de lucro y las leyes del mercado como principios rectores de la actividad humana.

Una izquierda que comienza a darse cuenta que la radicalidad no está en levantar las consignas más radicales ni en realizar las acciones más radicales —que sólo unos pocos siguen porque asustan a la mayoría—, sino en ser capaces de crear espacios de encuentro y de lucha para amplios sectores; porque constatar que somos muchos los que estamos en la misma lucha es lo que nos hace fuertes, es lo que nos radicaliza.

Una izquierda que entiende que hay que ganar hegemonía, es decir, que hay que convencer en lugar de imponer.

Una izquierda que entiende que más importante que lo que hayamos hecho en el pasado, es lo hagamos juntos en el futuro por conquistar nuestra soberanía y construir una sociedad que permita el pleno desarrollo del ser humano: la sociedad socialista del siglo XXI.”

 

Pocos meses después de aparecido este artículo de Marta Harnecker, siguiendo la misma línea, el socialista suramericano Osmin Juárez escribe el artículo intitulado “Reflexiones sobre el rumbo del "Gobierno del Cambio" en El Salvador” y, al pie de una cita de Roque Dalton, deja en claro que, el Gobierno de Funes sólo es una transición. Cito dos párrafos muy ilustrativos del mismo:

 

“En ese rumbo, vencer al presidencialismo y neo-colonialismo exige una victoria político-electoral en 2012, que posicione a la Izquierda Amplia con mayoría en la Asamblea Legislativa. Para eso, críticamente, la dirigencia del FMLN debe superar la percepción que se ufana de haber crecido en intención de voto en las encuestas, paralela a la del presidente que se ufana de haber aportado medio millón de votos al caudal que lo hizo vencedor junto al FMLN. Ambos olvidan que fue una victoria mínima: de 2 puntos como máximo. Y sobre todo olvidan, que el voto duro de la derecha sobrepasa el millón de votos y que su declive sólo podrá comprobarse en la siguiente contienda electoral, donde el FMLN tiene el desafío de alcanzar/sobrepasar esa cifra por primera vez. Y especular NO resuelve la tarea de alfabetizar políticamente a la parte del pueblo que hizo posible 20 años de gobierno de ARENA. Se trata de las clases más pobres, que paradójicamente son las bases del accionar radicalizado de la derecha. Esas realidades son suficientes para que la Izquierda Amplia se descolonice ideológicamente de las tesis pueblista, clasista y vanguardista.

En ese sentido, hay una lección en el fracaso del presidente y sus amigos, al intentar concertar y re-activar al Movimiento que posibilitó su victoria para ponerse a la vanguardia de los Cambios – fueron rechazados por los Activistas, que arduamente trabajaron durante la Campaña y como premio fueron, deliberadamente, marginados del gobierno. Eso le dice a la dirigencia del FMLN que debe dejar de ver como financiadores y potenciadores de campañas electorales a una parte importante de la militancia, a quienes luego le cierra espacios de debate, participación y decisión en el partido y el gobierno. La dirigencia deberá re-estructurarse, y luego deberá: (1) Escuchar y evaluar las propuestas, complementándose con la militancia y los Movimientos Populares. (2) Articular equipos multidisciplinarios que superen el criterio ‘único’ de la ‘confianza’, que perdió posiciones importantes, complementándolo con la experiencia y eficiencia de las generaciones que conforman el FMLN. (3) Definir y articular la red de los Comités de Base articulados a las estructuras de Partido y Movimientos Populares, un mar de Comités que inunde todo el país, para garantizar buen gobierno local y nacional. Esta re-estructuración en el FMLN y la articulación con los Movimientos Populares es necesaria para resolver el problema de dispersión que ha enrumbado el debate a organizar movimientos y partidos alternativos, enfrentándonos como izquierdas, pero que NO resuelve el problema de dirigencias y gobiernos sin rumbo.”

 

Esta situación marcó el distanciamiento de la Cúpula del FMLN con el Presidente Funes; por otra parte, dio marcha el Proyecto del MDP, despertando de su letargo, a la facción extra sistema del FMLN.  El 22 de octubre de 2011, Marta Harnecker, dio una visión sobre la necesidad de la existencia del MDP, dentro del contexto latinoamericano. Para aclararlo, presento la síntesis de su ponencia, desarrollada en tres puntos. Tomando la información de la página web mdp.org.sv,  y transcribo lo siguiente:

 

“1) El MDP aspira a ser un movimiento político porque tiene una apuesta por el poder, no sólo por el órgano ejecutivo, como suele hacer la llamada “izquierda sistémica”. La idea es romper con la democracia procedimental y construir una democracia participativa, donde el Estado y la gente sea protagonista del juego.

2) Aunque la segunda pregunta lanzada por Harnecker no fue respondida en su totalidad. Dagoberto Gutiérrez afirmó que todavía no es momento de pensar en eso, éste es un momento de construcción, luego veremos que dice la realidad afirmó.

3) La credibilidad de los personeros de la “izquierda sistémica” no son creíbles para los sectores de derecha, en tal sentido se ven necesitados de alguien que hace esfuerzos más agudos para comprender la realidad del país y planetaria. Dagoberto Gutiérrez siempre se presenta como comunista y dice las cosas como son, con toda la sinceridad, y además, su análisis tiene a su base el método dialéctico para interpelar la realidad, que siempre suele ser novedad, ante una realidad para los sectores del capital cada vez más complejo. Por otro parte, es bueno saber lo que están pensando los sectores del gran capital, y parece ser que no encuentran el rumbo. Están quebrados teóricamente, eso es muy bueno para nosotros y nosotras. Eso se puede palpar en esas reuniones donde invitan al ex-comandante guerrillero, ex miembro del extinto Partido Comunista y miembro de la Tendencia Revolucionaria Salvadoreña.

Marta Harnecker se despidió -a petición de una pregunta del panel- diciendo que de El Salvador no se habla mucho en el exterior y lanzó una pregunta muy importante ¿Cómo puedo ayudarles a ustedes? Por de pronto, lo más necesario es que la gente sepa en el exterior expresaron Fidel Nieto, Secretario de Organización del MDP, que este no es un gobierno de izquierda, es un gobierno de derechas, y que el partido FMLN, no es un partido de gobierno, es un partido gubernamental y que reconoce hasta ahora que hay un movimiento social creciente que está muy divorciado y de sus intereses de instituirse como una nueva burguesía. Así mismo, que el movimiento social salvadoreño está logrando la independencia en su pensamiento y que le está apostando a transformar este Estado liberal y representativo, con una partidocracia peligrosa, en un Estado participativo y patagónico.”

 

Después de que  los miembros del MDP, firmaron la escritura de Constitución del nuevo partido Movimiento Nuevo País (MNP) advierten inmediatamente, que no correrán por la elección del 2014, lo cual  daría al FMLN, un tiempo prudencial, que se puede entender, como un voto de confianza en su capacidad de maniobra política, en la actual coyuntura. Si lograsen, los del FMLN, que ARENA cediese en la elección de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, consolidarían  su poder y, además se asegurarían de que Mauricio Funes, pudiese  ser controlado por ellos, utilizando para tal fin, los mecanismos de las Sala de lo Constitucional, de lo Contencioso Administrativo, Corte de Cuentas, Fiscalía y, sobre todo, de la Asamblea Legislativa.

 

En su análisis, Osmin Juárez ya contaba con la alianza de parte del alto empresariado con el Gobierno de Funes, por medio de la inclusión de los allegados de Saca. Lo cual, no permitiría una amplia alianza de la Derecha, como hasta ahora ha sucedido en Nicaragua, favoreciendo a Ortega.

 

La preferencia electoral, hacia la Derecha en general, acelera todo el proceso: ARENA, no sólo recuperó todo su electorado, sino que además, el electorado que gano GANA, es de pensamiento de Derecha, aunque su dirigencia, sirva a la izquierda; por lo cual, en términos de voluntades electorales, el FMLN ha perdido un quinto de sus simpatizantes, y, su militancia,  por lo menos quedó muy descontenta. Esta situación pone a los integrantes de la cúpula actual, en una situación de extrema preocupación, pues ellos son los responsables de haber, tras veinte años, llevado a su partido al Gobierno, sin poder gobernar. Estando en riesgo, como consecuencia, los puestos de dirigencia y los beneficios personales que eso conlleva.

 

El Movimiento por la Democracia Participativa (MDP) y el partido Movimiento Nuevo País, no deben de ser considerados  por la Derecha, como una escisión del FMLN, o como grupos antagónicos en cuanto a sus objetivos. Debe entenderse como una lucha interna  de la izquierda, la cual, no creará dos o más partidos, sino uno, el nuevo desplaza al anterior, siguiendo el principio de tesis y antítesis, lo cual no dará ninguna ventaja electoral a la Derecha; por el contrario, se estaría ante una renovación de estructuras, estrategias y tácticas de la izquierda, adecuadas a la nueva realidad latinoamericana. Este proceso, debe entenderse como la alternabilidad por un relevo de estrategia y de personas, de una misma idea: el Socialismo. Esto, ya iniciado por el FMLN guerrillero, desde el 10 de octubre de 1980. Baso este juicio, en el documento redactado por Schafik Jorge Hándal, fechado en San Salvador, el 1 de diciembre de 2005, el cual se intitula “El FMLN Y LA VIGENCIA DEL PENSAMIENTO REVOLUCIONARION EN EL SALVADOR”, y del cual, extraigo dos párrafos, los que dicen:

 

“Los acuerdos le pondrían fin al conflicto armado, sin consumar la revolución, e iniciarían un proceso de democratización que visualizábamos sería largo, debía ser sostenido, y crearía las condiciones para alcanzar sucesivamente niveles superiores de desarrollo social.

Fundamentados en esa visión, definimos entonces nuestra misión, la cual podría resumirse así: dejábamos las armas, nos convertíamos en un partido legal para participar activamente en la lucha política, entrábamos así dentro del sistema con la decisión de mantener una lucha persistente para consumar la revolución democrática inconclusa, orientada a cambiar el sistema, asegurar el desarrollo social, en un curso más o menos duradero rumbo a una sociedad socialista.”

 

Schafik Hándal, preveía el cambio político en el país, luego del primer año del Gobierno de Saca, pero lo que no previó, fue la postura de “comodidad revolucionaria” que adoptaría la cúpula del FMLN. Las presiones del socialismo internacional, se han impuesto y, se puede apreciar, que las palabras del Presidente Funes, cundo era candidato en el 2007, en una entrevista por la Prensa Grafica, fueron un preludio de lo que se avecinaría: 

 

“La necesidad que el país tiene del proyecto político al que apuesta el FMLN es tal que ya no se requiere en la candidatura de un comisario político que esté defendiendo o que represente ese ideario por su trayectoria en el FMLN”. 

 

Cinco años después, el FMLN, desecha a Funes y eleva al Comandante Sánchez Cerén, como su próximo candidato a la Presidencia de la República, pero esta vez, con el beneplácito, no sólo de las fuerzas socialistas salvadoreñas, sino también, de las internacionales, pues en el Foro de Sao Paulo, celebrado los días 4,5 y 6 de julio de este año en Caracas, siendo su anfitrión Hugo Chávez, Sánchez Cerén, recibió el apoyo a su candidatura, de parte de todos los participantes. Vale decir que la candidatura de Sánchez Cerén se dio en el marco de declaración final del XVIII Encuentro: "Los pueblos del mundo contra el neoliberalismo y la Paz", en donde, Sánchez Cerén, es considerado como uno de los máximos dirigentes de línea dura en dicho foro. Y, para  constancia, agrego un pequeño párrafo de dicho documento: 

 

"Reiteramos nuestro compromiso de solidaridad y acompañamiento al partido FMLN en sus próximas elecciones presidenciales en Marzo de 2014, cuya candidatura presidencial es asumida por el Compañero Salvador Sánchez Cerén, firmante de los Acuerdos de Paz, Vicepresidente de la República de El Salvador y exministro de Educación ad honorem. Felicitamos la decisión y deseamos éxitos por la victoria electoral en beneficio de la continuación de los cambios, hacia la profundización de los beneficios en El Salvador"

 

Es interesante analizar  en esta coyuntura, que los planes de gobierno que ha esbozado y ha dejado entrever  Sánchez Cerén, en una entrevista concedida al Mundo.com.sv, el día 15 de julio, éste rotativo comenta: “En diferentes entrevistas, el candidato presidencial del FMLN ha manifestado que el gobierno debe revisar la dolarización y las privatizaciones que se hicieron durante los gobiernos del partido ARENA. En especial, ha dicho, la entrega a la empresa privada de las telecomunicaciones y de las pensiones. Sánchez Cerén ha dicho que en un eventual gobierno del FMLN debe existir un plan para distribuir las ganancias.”

 

Las declaraciones  de Sánchez Cerén, dadas ante el rotativo antes citado, a simple vista, parecen propuestas electorales, sin más valor que el que la propaganda pueda dar; sin embargo, viniendo de un ortodoxo, tienen congruencia con el Plan de Gobierno del FMLN, presentado en Comayagüela en 1989. Además, el empecinamiento de obtener el control de la Corte Suprema de Justicia, es una de las metas trazadas por el FMLN, en dicho documento.

 

Debese notar que, los Magistrados que conforman el núcleo de la Sala de lo Constitucional en funciones, todos, sin excepción, son de pensamiento jurídico de izquierda; sin embargo, existen dos razones muy poderosas para que el FMLN desee retirarlos: La primera es la interpretación constitucional a la luz de la doctrina constétucional moderna, que considera la capacidad del individuo, de elegir y ser electo, como eje central del poder soberano del Estado y, no, de la organización de los partidos políticos, que sin ser entidades de Derecho Público, se han constituido en poderes del Estado. Las actuales negociaciones con el Presidente Funes, así lo prueban, y segundo, lo más grave para la izquierda, es que su criterio, es de independencia jurídica frente a los hechos a juzgar a petición de parte y, no, de sujeción política partidaria. Esta segunda situación, es lo que ha hecho que, tanto la Derecha como la izquierda intra sistema o democrática, den su apoyo a los cuatro miembros de la Sala de lo Constitucional.

 

Esta coyuntura, ha erosionado los apoyos hacia la cúpula del FMLN, por parte de sus simpatizantes electorales, por lo que, careciendo del apoyo interno, se han visto en la obligación de recurrir a fuerzas internacionales y a acelerar el proceso de toma del poder.

 

El resultado de esta coyuntura, es imposible de predecir, pues ambas fuerzas han fijado posiciones, unas públicas y, otras, privadas o diplomáticas. Pero se pueden dar dos escenarios: Si cede ARENA, ésta perderá en cierto grado, liderazgo político, lo que conllevará un menor apoyo financiero y, la empresa privada, junto a otras organizaciones cívicas, presentarán un nuevo frente de lucha, contra las pretensiones de la izquierda. Sánchez Cerén, será el aglutinante de la izquierda y  tanto el MDP como el MNP, languidecerán hasta una nueva coyuntura, que ponga en peligro el ascenso de la izquierda al poder.

 

Por otra parte, si cede el FMLN, el MDP, luchará por tomar su liderazgo, lo cual no cambiaría la candidatura de Sánchez Cerén, pero sí sería obligado, a presentar un plan más agresivo hacia la Derecha, para construir al más breve plazo, el socialismo del siglo XXI. En este caso, el liderazgo de ARENA saldrá favorecido en todo sentido.

 

El resultado de esta coyuntura puede ser determinada por GANA y, la astucia de Saca; si viendo la alineación de la izquierda y la debilidad de Funes, se separan GANA y Saca de él y, hace un frente común con ARENA, lo cual perjudicaría a la izquierda y, obligaría a la Derecha, a presentar a Saca a ARENA como el hijo pródigo; si por el contrario, Saca sigue apoyando  a la izquierda, quedaría irremisiblemente divorciado de la Derecha y, se vería obligado a lanzarse como candidato de una coalición GANA, CN y PES. Y el Presiente Funes, quedaría atado a GANA  por lazos más fuetes que los que los unen en este momento.

 

La Derecha debe tener claro que, el comunismo, del cual se dice que  ya no existe, es el soviético, pero ahora, en el presente, tenemos el Socialismo del Siglo XXI, y que su origen está en la Quinta Internacional. El nuevo polo geopolítico, es Suramérica. Esta nueva realidad latinoamericana, ya fue predicha por el propio Gorbachov, cundo estableció la diferencia del comunismo para Europa, con el comunismo en Latinoamérica. Europa ya lo había vivido, era el tiempo para que lo viviésemos los latinoamericanos, según lo afirmó Gorbachov, al derrumbarse la Unión Soviética.

 

Editor de PUBLICACIÓN ACCIÓN http://publicacionaccion.blogspot.com

San Salvador 6 de agosto de 2012.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres